Latest posts

Lijadoras neumáticas frente a lijadoras rotorbitales eléctricas: ventajas e inconvenientes

Lijadoras neumáticas frente a lijadoras rotorbitales eléctricas: ventajas e inconvenientes

20/06/2019

El resultado final de nuestro trabajo y la calidad del lijado es lo que nos define como profesionales. La precisión, dedicación y delicadeza con la que lo desempeñamos nos hace conseguir unos acabados mejores o peores, pero el tipo de herramientas que utilizamos, también influyen en gran medida.

Los avances del sector han desarrollado lijadoras tan precisas, ligeras, manejables y de calidad, que a veces puede resultar complicado saber por cuál decantarse. Una de las principales elecciones, que puede condicionar nuestro trabajo, es la de lijadoras neumáticas o eléctricas rotorbitales.

Desde Abracom queremos asesorarte para que sepas cuál es la más adecuada para ti. Así que, a continuación, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre las lijadoras rotorbitales neumáticas y las eléctricas.

Qué características tienen las lijadoras neumáticas rotorbitales

Este tipo de lijadoras son muy comunes para el lijado profesional de madera, de carrocería de coches, metales, composites, y muchos otros sectores.

Conoce los sectores con los que trabajamos en Abracom

Entre sus principales características, hay que resaltar que:

  • Son herramientas pensadas para un uso industrial y profesional.

  • Por lo general su precio es inferior al de las lijadoras eléctricas.

  • Para su uso se requiere una instalación de aire comprimido bien dimensionada, que tenga en cuenta la demanda de las otras máquinas conectadas a la red.

  • Se precisa de un flujo de aire estable para evitar que la lijadora pueda variar su potencia y velocidad por una caída del suministro de aire.

  • Son de un tamaño compacto y ligero, lo que facilita el trabajo con ellas.

  • Por lo general son lijadoras más ruidosas, pero se calientan menos.

  • Para su correcto funcionamiento requieren de un sistema de lubricación de aceite por goteo, y la no presencia de gotas agua en el suministro de aire compromido.

  • Requieren de un mayor consumo, al consumir un importante caudal de litros de aire por minuto.

  • El entorno de trabajo es más seguro al no necesitar de instalaciones de corriente eléctrica.

Lectura relacionada: Todo lo que debes saber sobre la lijadora rotorbital neumática

Ventajas de una lijadora neumática

Las lijadoras neumáticas son, sin lugar a dudas, una fantástica elección. Sus beneficios en los procesos de lijado industrial son importantes, ya que son máquinas más resitentes diseñadas para soportar mayores cargas de trabajo.

Por otra parte su tamaño es compacto y ligero, lo que permite un manejo suave y preciso fundamental para desarrollar un lijado perfecto.

Por último, generan entornos de trabajo más seguros, sin chipas o posibles cortocircuitos, especialmente en las zonas de trabajo donde se lijan piezas barnizadas o sometidas a un proceso de acabado con productos químicos.

¿Qué características tienen las lijadoras rotorbitales eléctricas?

Las lijadoras eléctricas son aquellas que necesitan alimentarse de corriente eléctrica para poder desarrollar su función.

Proporcionan una velocidad de trabajo muy estable.

Particularidades de este tipo de herramientas

Dentro de los diferentes tipos de lijadoras eléctricas, podemos destacar algunas ventajas a tener en cuenta. Se pueden conectar en cualquier lugar donde exista una toma de corriente eléctrica, lo que facilita su uso en los trabajos en el exterior o donde se vayan a realizar los trabajos de lijado.

Son las más utilizadas para llevar a cabo trabajos de bricolaje y manualidades para particulares.  

Quizás te interese: Consejos para el tratamiento de la madera: lijado, barnizado y pulido

  • Por lo general su precio es superior al de las lijadoras neumáticas.

  • Son de un mayor tamaño, más pesadas lo que se convierte en un inconveniente para trabajos de lijado al aire sobre superficies verticales.

  • Son lijadoras menos ruidosas, pero se calientan más rápidamente desprendiendo calor al operario.

  • El consumo de energía es inferior y a diferencia de las neumáticas, el sistema de alimentación no requiere de mantenimiento.

  • Por el contrario, el entorno de trabajo es menos seguro al necesitar de instalaciones de corriente eléctrica.

Por qué elegir una lijadora neumática frente a una lija eléctrica

Pese a que ambos tipos tienen sus ventajas, si operamos en sectores industriales, lo ideal es que nos decantemos antes por una lijadora neumática que una eléctrica.

Las razones son muchas, pero a continuación te resumimos las más importantes:

  • Su diseño es muy simple y por lo tanto tiene muchas menos piezas móviles sometidas a desgaste, lo cual también implica un menor coste en su reparación.

  • Desprenden menos calor lo que supone una mayor comodidad para la persona que la maneja. Pueden, por lo tanto, utilizarse en condiciones de temperatura extrema sin que se vea afectado su rendimiento.

  • En términos de seguridad no tienen peligro de incendio ni descarga eléctrica, ni tampoco generan interferencias por campo magnético. Son la opción más segura para el tratamiento de materiales peligrosos.

  • Son mucho menos pesadas, por lo que el trabajador se cansa menos y, además, el tiempo para el acabado es inferior.

  • Están diseñadas para trabajar en un entorno más exigente, por lo que su tiempo de vida es más elevado resultando una opción más rentable.

Las lijadoras neumáticas son menos pesadas, desprenden menos calor y su mantenimiento es menos costoso que en las eléctricas, lo que las hace perfectas para trabajar en entornos muy exigentes

Cómo elegir una lijadora industrial

Para poder escoger la lijadora que cumpla con todas nuestras necesidades, hay que tener claro el uso que se le va dar. Para ello, es fundamental conocer las diferentes opciones que existen:

  • Lijadora de banda

Este tipo de herramienta se utiliza para llevar a cabo trabajos de lijado grueso y siempre manteniendo una dirección de lijado en una única dirección: adelante y hacia atrás.

Una lijadora de banda es ideal para parquets, vigas, maderos… Son más rápidas y de corte rápido, perfectas para eliminar pintura y barniz, y para alisar la madera áspera.

Su diseño es muy sencillo, ya que se compone de dos rodillos paralelos sobre los que se añade una banda de papel abrasivo.

Puede resultar muy ruidosa, pero a la vez es muy potente, obligando a utilizar las dos manos para poder controlarlas.

La lijadora de banda es muy rápida y de corte rápido. Una máquina muy potente perfecta para alisar la madera áspera

  • Lijadoras orbitales

Suelen tener una forma cuadrada o rectangular, por lo que es perfecta para superficies pequeñas y con ángulos o cantos laterales.

Tienen una placa base oscilante donde se coloca el material abrasivo. Existen dos formas de anclar el abrasivo a la base, mediante un sistema de fijación velcro o mediante un sistema de pinzas que permite que el pliego de lija quede sujeto a la base de la lijadora.

Las lijadoras orbitales son perfectas para superficies pequeñas, frentes de cajón y huecos interiores

  • Lijadora rotorbital o excéntrica

Son ideales para trabajos con formas curvas o para semiacabados y acabados. Las lijadoras excéntricas tienen platos circulares como base, que giran alrededor de su eje.

Es una buena opción para superficies planas y sus resultados son realmente satisfactorios. Es muy flexible en todos los aspectos y es apta para superficies de madera o metal.

Los profesionales suelen acabar decantándose por las lijadoras excéntricas de aire comprimido para realizar trabajos de larga duración.

Las lijadoras excéntricas son muy flexibles, idóneas para trabajos de acabado

  • Lijadora rotorbital o excéntrica

Estas lijadoras combinan un movimiento rotativo radial con un movimiento excéntrico que mejora su resultado. Su base es un plato circular generalmente con anclaje para discos abrasivos con velcro, aunque también existen bases lisas de vinilo para discos autoadhesivos.

Su pasada es más aleatoria, por lo que evita la repetición y, por tanto, dejar marcas de lijado.

Son ideales para realizar cualquier tipo de trabajo y sobre prácticamente cualquier tipo de superficie: madera, barniz, metal, composites, solid surface,…

En los últimos años, estas lijadoras han evolucionado muy rápidamente especialmente en todo lo relativo a la aspiración del polvo de lijado, generando entornos de trabajo más limpios y menos nocivos para el operario.

Actualmente existen en el mercado una amplísima oferta de este tipo de lijadoras.

Las lijadoras neumáticas rotorbitales  son muy versátiles, están indicadas para cualquier tipo de trabajo y superficie  

Qué debes tener en cuenta al elegir tu lijadora neumática

Pero, además de los tipos, existen otros factores muy importantes a tener en cuenta a la hora de escoger una lijadora industrial:

  • La aspiración. El polvo que se respira es muy dañino para la salud, por lo que una lijadora que la incorpore es una sabia elección.

  • La potencia es otro criterio fundamental. Se recomienda una mayor potencia para los lijados más agresivos, en los que se emplean granos bastos para el desbaste de la superficie.

  • La posibilidad de ajustar la velocidad debe ser otro factor decisivo, ya que a menor velocidad más precisión y delicadeza. Por ello, es conveniente que la lijadora disponga de un regulador que permita adaptar la velocidad al tipo de trabajo a realizar.

  • La antivibración: para conseguir un lijado homogéneo, es necesario controlar el nivel de vibración. No hay que olvidar que todos los productos que utilicemos sean de la máxima calidad y, además, fijar correctamente el abrasivo.La base o plato lijador empleado es un elemento decisivo para evitar vibraciones y permitir un lijado uniforme. Se recomienda emplear platos y bases perfectamente equilibradas, con tornillos de anclaje fijos.

  • El tipo de plato lijador es fundamental para conseguir un lijado eficiente. Se recomiendan los platos delgados y duros para los trabajos de desbaste y los platos gruesos y semiblandos para los trabajos de acabado.

  • El tamaño de la órbita condiciona el nivel de acabado y el rendimiento de los de los abrasivos. Por lo general se recomienda un diámetro de órbita de 5 mm para la mayoría de los trabajos. Emplearemos una órbita mayor, 8 ó 10 mm, para los trabajos más pesados y bastos, y una óribta menor, de 2,5 ó 3 mm, para los trabajos de terminación.

Los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de escoger una lijadora industrial son: la aspiración, la potencia, la posibilidad de ajustar la velocidad, la antivibración, el tipo de plato lijador y el tamaño de la órbita

Ahora que ya conoces los beneficios de las lijadoras neumáticas y por qué debes elegirlas para tus trabajos profesionales e industriales, descarga nuestro catálogo para conocer todas las herramientas y accesorios de los que disponemos en Abracom o contacta con nosotros para más información. Estaremos encantados de ayudarte.

TOP